La Camilla Terapéutica es un termo masajeador automático que combina masaje y presión con calor infrarrojo, logrando múltiples beneficios corporales y anímicos.  En este tratamiento se usa de una gema natural: la piedra JADE.

El JADE es una piedra semi preciosa que se ha utilizado en la medicina oriental para estimular el QI, la fuerza vital de nuestro cuerpo. Los proyectores están cubiertos por esta piedra, que es también apreciada por su capacidad de mantener y transmitir calor. Al JADE, además, se le atribuye efectos en el cuerpo humano: disminuye el proceso de envejecimiento y es excelente para fortalecer y aumentar las defensas.

Camilla Terapeutica Guatemala
Masajes Guatemala

El proceso de este masaje desbloquea los canales de la energía y relaja los músculos alrededor de la columna vertebral, mejorando la circulación de la sangre y el “Qi interno”, y produciendo Fuerza Vital.

La camilla combina en su servicio tecnología de vanguardia con una serie de principios tradicionales de la medicina oriental, como la moxibustión y la acupresión, para aliviar al cuerpo que causan el dolor y el estrés. La acupresión relaja los músculos, mientras que la moxibustión dirige el Calor Infrarrojo Radiante al cuerpo, estimulando la circulación sanguínea y aliviando la tensión muscular, entre otros. Este calor se emite a través de Proyectores Internos y Externos en forma de rodillos que posee la camilla, y también de Paneles de Carbón Exposídico, que son partes componentes de la colchoneta principal e inferior. Su diseño ergonómico permite un acceso conveniente a todas las partes del cuerpo, logrando de esta manera un masaje corporal sectorizado y profundo.

El masaje combina 5 terapias en su funcionamiento:

1) Acupuntura: Durante los últimos 3000 años, la acupuntura se ha mantenido como la práctica médica más popular en el Oriente. El propósito de la acupuntura es estimular la actividad del sistema nervioso a través de la inserción de agujas. El tratamiento termal de las camillas de masaje imita los beneficios de la acupuntura sin la incomodidad de las inserciones de una aguja en su cuerpo. La luz y la energía térmica hará la función de una aguja.

2) Moxibustión: La medicina tradicional china para curar las enfermedades busca reestablecer el equilibrio de las distintas energías que recorren el cuerpo humano. La patología se produce cuando alguna de estas energías se encuentra en exceso (plétora) o en defecto (insuficiencia). La curación se consigue cuando se logra dispersar los excesos o tonificar sus defectos. La moxibustión constituye uno de los métodos principales para tonificar esa energía. La aplicación de calor en estas zonas tonifica canales y soluciona su déficit de energía.

3) Masaje: Las cabezas de masaje interno de Jade masajean automáticamente los musculos y tendones alrededor de la espina, aliviando la tensión y ayudando al flujo de energía. Masajear el área espinal relaja las raíces nerviosas y mejora la circulación de energía.

4) Digitopuntura (Acupresión): La acupresión es una técnica de la medicina tradicional china basada en las mismas ideas que la acupuntura. Consiste en hacer presión con las manos, codos ó con la ayuda de varios dispositivos, sobre diferentes puntos de presión sobre la superficie del cuerpo humano (que puede estar bastante distante del síntoma, relacionado por lo que se llama el sistema de meridianos) para traer alivio a través de un mayor balance y circulación de energías en el cuerpo (qi)La combinación de la acupresión (digitopuntura) y el calor ayuda al cuerpo a recuperarse, y también a aumentar su nivel de energía.

5) Calor Infrarrojo: La aplicación de calor facilita la circulación de la sangre calentando los vasos sanguíneos. Al mismo tiempo, ayuda a eliminar impurezas, disolviéndolas y limpiando la sangre. Las camillas de automasaje, por medio de sus piedras de Jade, combinadas con la producción de calor por medio de lámparas de Helio, proporcionan la generación más eficaz de calor infrarrojo.

Éste es capaz de penetrar en el cuerpo humano de 6 a 8 cm, produciendo una mejoría en la circulación de la sangre, con los beneficios que ello conlleva. El nombre de infrarrojo significa “por debajo del rojo”, esto quiere decir que no es visible a los ojos, porque no ilumina, ahorrando energía, sin combustión, ni emanando elementos tóxicos, tales como el monóxido de carbono. El calor infrarrojo es un tipo de radiación electromagnética de mayor longitud de onda que la luz visible y se propaga a través del espacio transportando el calor de un lugar a otro, sin necesidad de calentar el aire entre medio sino que actúa sobre el objeto al que va dirigido evitando así que se disipe el calor. Por ejemplo: en días nublados y de poca temperatura, cuando sale el sol, uno se siente “cómodo” en el mismo, aunque la temperatura del medio aun no haya aumentado, ya que este transmite calor infrarrojo calentando el cuerpo el cual lo absorbe y también lo almacena. (El cuerpo retiene y también despide calor infrarrojo). El aumento de temperatura de un cuerpo está determinada, entre otras características, por la cantidad de calor infrarrojo absorbido. El calor infrarrojo es seguro porque no produce quemaduras ni daña la piel, como los rayos ultravioletas. Se utiliza en la práctica médica para actuar sobre los huesos, tejidos, músculos y vasos, debido que es una fuerza que incrementa las respuestas del sistema inmunológico, promoviendo de esta manera una mayor inmunidad, y originando que sea el mejor complemento para aumentar los procesos curativos.